10 consejos para estudiar más rápido y mejor

Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

En algunas ocasiones nos toma demasiado tiempo estudiar y aprenderse toda la información que necesitamos puede ser un poco tedioso, por esta razón hemos creado las mejores técnicas de estudio para optimizar tu tiempo y estudiar de la manera más eficiente.

 fichas

1. Fichas de estudio

Elabora fichas de estudio en papeles pequeños con la información más importante de lo que realmente debes estudiar, esto te ayudará a recordar con mayor exactitud los datos que has creado. En estas notas puedes subrayar las palabras clave o bien algunos términos que se te dificulte recordar, pero para estas palabras lo más recomendado es cambiarlas por sinónimos que sean más sencillos de memorizar.

 El subrayar el texto con distintos colores genera reacciones en tu cerebro, permitiendo que estos datos subrayados se graben con facilidad en tu memoria, estos colores mejorarán el aprendizaje de las notas. A este método de estudio se le conoce como mapa mental, estas reacciones que se ocasionan son las mismas que se ocasionan al reescribir una y otra vez tus notas.

 Redactar una y otra vez tus notas te ayudarán con la memoria visual, y si además agregas colores y algunos dibujos lograrás comprender de una manera más clara cada concepto anotado y podrás visualizar tus mapas mentales cuando estés realizando las pruebas.

 Crea fichas con preguntas que vayan surgiendo a medida que estudias, para que en determinado momento puedas evacuar tus dudas con tu profesor, este es uno de los métodos de estudio más eficaces y eficientes.

mapa-conceptual2. Mapas conceptuales

Debido a que los mapas mentales son imprescindibles, el uso de mapas conceptuales son una buena opción, pero los mapas conceptuales nos ayudan con el estudio de manera distinta.

 Como comentamos anteriormente, subrayar el texto de gran importancia te ayudaría a recordar fácilmente, pero en este punto te comentamos que no solo tiene esta función, sino que, en el momento de realizar un mapa conceptual, es más fácil elaborarlo ya que vas a utilizar únicamente esas notas.

 Lo que debes hacer es unirlas de una manera lógica y ordenada, y para esto vamos a hacer pequeñas cajas de texto, donde la idea principal se encuentra en primer lugar, a esta idea le llamaremos la copa del árbol. Más adelante se desprenden de esta idea varias flechas o ramas, y de cada una de estas ramas se desprenden más hasta llegar al final, es decir, la raíz del árbol.

 Para realizar estos mapas conceptuales, es recomendable elaborarlos a mano, para así llegar a tener una idea más clara sobre el tema, y estos se pueden elaborar sin importar la materia y recordarás los aspectos más importantes de la información.

 

3. Recuerda tu voz

En muchas ocasiones en el momento de estudiar, leemos en nuestra memoria, pero se cree que una de las estrategias de estudio más efectivas es aprenderlo en voz alta. La razón es debido a que a nuestro cerebro le será más fácil recordar cuando se exteriorizan los pensamientos, de tal manera que el cerebro recibe la información de dos maneras, tanto en la visual como en la auditiva.

 De igual manera puedes grabar la información (preferiblemente en resumen), de lo que deseas memorizar. De esta manera podrás escucharlos una y otra vez en cualquier momento; por ejemplo, mientras te duchas, cocinas, haces ejercicio, viajas a algún sitio o antes de descansar, y sin importar si le estás prestando la suficiente atención, tu cerebro guardará la información gracias a la repetición constante. 

 De igual manera puedes ayudarte igual que como hacemos para aprendernos una canción o comprender su letra, es decir, leer lo que se va diciendo mientras lo escuchas. A pesar de que para muchos no es agradable escuchar su voz grabada esta es una excelente técnica para estudiar.

  Reglas Mnemotécnicas

4. Reglas Mnemotécnicas

Esta maravillosa técnica consiste en vincular alguna palabra que deseamos recordar a otra que se asemeja fonéticamente o con imágenes mentales, estas pueden ser en algunas ocasiones inimaginables, esto para asociarlas con conceptos. Esta es una técnica en donde ponemos en práctica la plasticidad y la capacidad de nuestra memoria.

 La técnica consiste en asociar las palabras que deseas recordar con imágenes abstractas, conceptos que ya conoces o bien, palabras claves. Existen dos tipos de mnemotecnias:

  •         Acrónimos: esta es una de las prácticas más utilizadas, esta consiste en formar una sola palabra con las iniciales de una frase, o una lista que debes memorizar.  
  •         Acrósticos: Esta a diferencia de los acrónimos, consiste en utilizar las iniciales de las palabras a memorizar para formar una frase. 

 

5. Estudiar con música

La música de fondo estimula las zonas del lóbulo prefrontal, estas están relacionadas con la mejora en la concentración, atención y satisfacción. De esta manera, al estudiar con la música adecuada te permitirá concentrarte y permitir que la retención de la información sea más rápida y puedas solucionar problemas de una manera más rápida.

 Es importante que sepas que las canciones para estudiar no deben tener un ritmo rápido, esto se debe a que el corazón se sincroniza con la música, de esta manera si el ritmo de la música es rápido, no va a ser sencillo relajarse y el estudio será más difícil. 

 Además, el tono de la música también es importante, la música de tono alto expresa alegría, en cambio las de tono bajo el cerebro las asocia con tristeza. Lo más importante es que la música que escojas no debe tener letra ya que te concentrarás en ella y no en lo que estudias.

 Otros de las razones por las que debes estudiar con música de fondo es que te ayuda a combatir el estrés antes de un examen, por lo que te ayuda a relajarte. Uno de los motivos más importantes por los que la música es una buena opción es que promueve al cerebro a mantenerse alerta, por lo que mejora el rendimiento académico, y te ayuda a controlar el sueño.

 Si eres de las personas que opta por estudiar con música acá te dejamos algunas recomendaciones que debes tomar en cuenta.

  1. Una de las mejores opciones es la música clásica, esto gracias a su armoniosidad y tranquilidad. La música ambiental produce un efecto similar.
  2. Si crees que la música para estudiar no es una buena opción, prueba con sonidos de la naturaleza o animales, esta te relajará de igual manera.
  3. Escucha la música en un volumen bajo, esto es ya que, de no ser así, no te concentrarás en lo que estudias.
  4. Antes de estudiar, crea una lista de reproducción con la música que te guste, esto es para no tener que distraerse cada 5 minutos buscando nueva música.
  5. La música en la radio no es una buena opción, ya que el locutor y los anuncios no te permitirán concentrarte.
  6. La estimulación del lóbulo temporal te ayuda a elevar tu habilidad matemática, de igual manera, la música clásica es perfecta cuando debes aprender un nuevo idioma.

 

6. Estudiar con anticipación

Si realmente quieres que tus conocimientos queden en tu memoria, debes crear el hábito de estudiar con anticipación, esto es para poder asimilar los conocimientos de manera progresiva y encontrarle el sentido a la información. Además de que, si tienes mucho por aprender, podrás estudiar poco a poco toda la información, y así no saturarte con tanto por asimilar.

 Estudiar con anticipación te ayudará a encontrarle interés a lo que estudias y no te costará estudiar y memorizar la información. Para no sentir que estarás estudiando 7 horas seguidas, puedes crear un calendario con los días y el tiempo que dedicarás a estudiar. 

 En este calendario debes anotar las fechas de entrega de tus trabajos y exámenes, luego crea un plan de estudios con el tiempo que tomarás en estudiar por día, esto te ayudará a visualizar y manejar mejor tu tiempo.

 Durante el tiempo de descanso, procura hacer algo que te distraiga, ya sea comer, pasear con tu perro, jugar algún videojuego, escuchar música, o lo que desees. Al final del día, pon en tu calendario tiempo para ti, algo así como una recompensa por tu esfuerzo durante el día, ya sea salir con tus amigos, con tu pareja, ver una película, algo que realmente te guste.

 

7. Hora de estudios

Al igual que el calendario, es importante que establezcas un horario de estudio, de esta manera tu mente se apropia del tiempo de estudio con calma. Debes escoger bien cuál es la mejor hora del día para estudiar, además de tomar un descanso de 10 minutos después de cada 50 minutos de estudio.

 El descanso es esencial, esto es ya que el cuerpo acumula tensión debido a la posición en la que te encuentras y el cansancio mental agotará tu vista, por lo que tomar un descanso permitirá que tu energía se renueve. Estira tu cuerpo al inicio del descanso y antes de volver a retomar tus estudios.

 

8. Lugar de estudios

Por lo general, siempre se elige el mismo lugar para estudiar, pero existen estudios científicos que demuestran que no existe el mejor lugar para aprender, sino que debes cambiar siempre la ubicación de donde te preparas, ya que la memoria se desempeña distinto cuando el ambiente a tu alrededor cambia.

 Esto te favorecerá en el momento de estudiar ya que incentiva al cerebro a tener un mayor rendimiento, hay una mejor asociación con la información y queda más adherida a tu memoria.

 

9. La distracción

Si eres de las personas que no pueden dejar de ver su celular, o lo que sucede a tu alrededor, quiere decir que lo más probable es que hayas pasado horas sentado “estudiando”, pero realmente el tiempo que le dedicaste a esta tarea fue de 1 hora o menos. 

 Se cree que para llegar a un estado óptimo de concentración duras aproximadamente 10 minutos, y si lo logras y lo interrumpes, tendrás que volver a empezar a concentrarte, por esto lo más recomendable es que trates de eliminar todas las distracciones que creas convenientes. 

 Algunas de las distracciones que debes eliminar son:

  •         El teléfono celular, así evitarás estar en redes sociales y WhatsApp.
  •         Tu computadora, si tienes que trabajar con una laptop, existen programas que bloquean el acceso a internet, así no tendrás la tentación de distraerte en otras cosas.
  •         Evita tener a la vista el televisor.
  •         Si vas a estudiar en un lugar donde hay personas caminando, intenta ubicarte en un sitio donde no puedas ver estas distracciones.

 Eliminar estos focos de atención te ayudarán a aprovechar el tiempo que dedicas a estudiar de la mejor manera.

 

10. Estudiar en grupo

Tal vez, esta sea una de las técnicas más difíciles, ya que es muy común que puedas distraerte conversando con tus amigos, pero repasar con un grupo de estudiantes te ayudará a que la información se mantenga fresca en tu mente. 

 Pueden hacerse preguntas unos a los otros, esto les ayudará a todos a recordar mejor toda la información. Luego de hacer una sesión de estudio, es momento de pasar un buen rato con tus amigos.

 No olvides que tener siempre a mano algunos materiales que necesitarás para anotar cosas importantes mientras estás en clases, o si te surge alguna duda en cualquier momento del día, por esto lleva siempre contigo:

  • Lápiz y papel.
  • Las notas de estudio (por si vas en el autobús, o tienes tiempo y deseas aprovecharlo)
  • Marcadores
  • Notas autoadhesivas

Por último, pon atención en clases, estudia sin hambre, descansa y aliméntate correctamente, evita las bebidas energéticas y no olvides tomar en cuenta estos consejos científicos para estudiar mejor, sabemos que te ayudarán con tus estudios.

Si deseas prepararte con los mejores profesores y con programas pensados para ayudarte, no dudes en contactarnos, estamos para apoyarte.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *